Universidad de Huelva

TOD@S SUMAMOS

Posted on Updated on

TOD@S SUMAMOS

Ha llegado el momento. El próximo día 7 de noviembre todo el personal laboral y funcionario, incluido en el censo, podremos votar la nueva composición del Comité de Empresa PAS y la Junta de Personal PAS de la UHU; y en el día de hoy, que da comienzo la campaña electoral, queremos pararnos y compartir contigo nuestro modelo de sindicalismo y representación.

La Asociación Onubense de Personal Universitario Contratado “Capítulo 6” presenta candidatura a estas elecciones sindicales tanto para el Colegio 1 como para el Colegio 2 del Comité de Empresa PAS, con una idea integradora y global. Para lograr este objetivo, llevamos a la práctica un modelo de sindicalismo basado en los siguientes principios:

  • El protagonismo recae en el/la trabajador/a: nuestro modelo organizativo se sustenta en la asamblea donde el/la trabajador/a es quien, de forma activa, propone y decide sin que ninguna dirección decida por ellos/as. Es un modelo en el que creemos firmemente, por lo que si formamos parte del Comité de Empresa propondremos una mayor implicación del personal laboral en la toma de decisiones.
  • No discriminación: para nosotros todo trabajador/a debe ser respetado independientemente de sus creencias y/o afiliación. No vamos a entrar, en ningún caso, en el juego promovido por quienes determinan la política laboral universitaria de confrontación entre trabajadores/as.
  • Independientes: no dependemos de subvenciones públicas o privadas, nuestro único sustento son las cuotas de nuestros/as afiliados/as.
  • Representación: nuestras listas al Colegio 1 y 2 para el Comité de Empresa de la UHU han sido elaboradas a través de listas abiertas. No han existido candidaturas cerradas, de esta forma garantizamos que las personas que integran nuestras listas tienen como objetivo el interés colectivo y no perpetuarse en los órganos de representación.
  • Transparencia: te informaremos, seas o no afiliada/o de nuestro sindicato, de nuestras actuaciones dentro del Comité de Empresa, si formamos parte del mismo.
  • Responsabilidad: actualmente, desde los órganos de decisión y poder de las diversas instituciones públicas de este país está muy en boga hablar de la responsabilidad institucional. Si bien es un criterio que compartimos, consideramos que la primera responsabilidad es con el/la compañero/a.

Con nuestra experiencia sindical, de lucha colectiva, sustentada en los principios anteriormente expuestos, proponemos unos objetivos enfocados hacia, entre otros, la mejora en la calidad de los puestos de trabajo y en la dignidad profesional, defensa del personal laboral “invisible” de la UHU, a los que no se les aplica el convenio pero desarrollan su labor como cualquier otro/a trabajadro/a, optimización sustancial de la formación, la mejora de las condiciones de seguridad y salud de los puestos de trabajo, una apuesta decidida por medidas que hagan efectiva una conciliación laboral y familiar, la racionalización, que no recortes, de los recursos económicos y humanos, la estabilidad de la plantilla de la UHU.

Pues ya nos conoces un poco más; en estos días de campaña desarrollaremos en persona y a través de las Redes Sociales nuestras propuestas, porque en la Universidad de Huelva TOD@S SUMAMOS.

LA UHU VUELVE A FRACASAR EN SU INTENTO DE DESPEDIR A TRABAJADORES

Posted on Updated on

Cinco resoluciones de la Autoridad Laboral e Inspección de Trabajo indican que el despido de trabajadores del colectivo “Capítulo6” no procede.

La Asociación Sindical “Capítulo 6” ha recibido esta semana cuatro nuevos resoluciones que resuelven por parte de la Autoridad Laboral e Inspección de Trabajo que, al igual que ocurriera en el caso anterior, no se constata la “fuerza mayor como causa de extinción del contrato” de los trabajadores. Con estas resoluciones ya son cinco las que no respaldan el despido de trabajadores de este colectivo, indicándose en todas ellas que las causas en las que se fundamenta el equipo de gobierno, regido por la rectora María Antonia Peña, son consecuencia de un defectuoso proceder inicial de su empleador (Universidad de Huelva) a las que el empleado es totalmente ajeno.

Por este motivo, la Autoridad Laboral establece que “no estamos, por tanto, ante un caso de fuerza mayor”. Del mismo modo, la Autoridad Laboral cuestiona que se pueda despedir a trabajadores por unos contratos que ya no están en vigor ya que, tal y como reconoce la propia Onubense, los empleados, tras el ERE ilegal realizado en 2013 bajo el periodo rectoral del anterior rector, Francisco Ruiz, son Indefinidos no Fijos.

Las solicitudes de despido por parte de la Universidad de Huelva se basan en una interpretación de unas sentencias en las que se hace responsable al trabajador de una mala praxis en el procedimiento de contratación -siguiendo en este sentido la misma política llevada a cabo por el equipo de gobierno de Francisco Ruiz- probando la Autoridad Laboral que la jurisprudencia alegada se refiere a “supuestos que nada tienen que ver con el que estamos analizando”, y ello a pesar de que se ha insistido en esta interpretación, en contra del criterio que había establecido la Autoridad Laboral y la Inspección de Trabajo con anterioridad.

Asimismo, cabe señalar que los tribunales de lo social han considerado improcedente la negativa de la Secretaria General al pago de los salarios de tramitación de una trabajadora perteneciente a este sindicato, y ello desmontando la tesis de la Onubense de que no había existido una negociación con nuestro colectivo en relación a esta materia, por lo que la Institución finalmente tendrá que abonar dichos salarios más los intereses de demora y las costas, elementos que desde esta parte siempre se ha intentado evitar. Nos encontramos de nuevo, por tanto, ante otra mala práctica jurídica que traerá consigo un nuevo sobrecoste económico para la Universidad de Huelva.

Todos ello, además de la mala gestión,en general,que la actual Secretaria General de la Universidad de Huelva, Sonia Rodríguez, está llevando a cabo ante el conflicto laboral que mantiene la Onubense con los trabajadores afiliados al Sindicato “Capitulo 6”, reconduciendo la situación hacia nuevos procedimientos judiciales y más gastos, ha provocado que nuestro colectivo proceda a solicitar públicamente su dimisión, lo que se materializará en los próximos días. Una gestión que no ha aprendido de los errores del pasado, cuando en el anterior periodo rectoral la institución universitaria onubense fue condenada por realizar un ERE ilegal, cuyo coste se puede cifrar en más de 6 millones de euros, en palabras del propio ex Rector, Francisco Ruiz.

Asimismo, la Secretaria General siempre ha mantenido la política de que la única vía de solución para el conflicto es el despido de trabajadores, a pesar de que desde este sindicato se le ha trasladado en numerosas ocasiones la conveniencia de contemplar otros escenarios jurídico/legales por el bien de la Institución. En ningún momento, desde este órgano de gobierno de la universidad, cuya principal función es velar por el cumplimiento de la legalidad en todos sus procedimientos, ha exigido responsabilidades a aquéllos que si fueron actores en el procedimiento de contratación calificado por el contencioso administrativo como de “mala praxis”.

Por todo ello, consideramos que hay motivos suficientes para exigir responsabilidades ante el daño personal e institucional que la Secretaria General está ocasionando al personal de este colectivo de trabajadores.

Del mismo modo, al igual que pedimos la dimisión de la Secretaria General, Sonia Rodríguez, consideramos que sería necesaria una reflexión sobre el proceder de la Asesoría Jurídica de la UHU, que también daba el visto bueno a los contratos en esas fechas, validó asimismo el ERE ilegal realizado por la UHU en 2013 y ahora ampara solicitudes de despido que han sido desautorizadas en cinco casos por la Autoridad Laboral y la Inspección de Trabajo.

Comunicado de la Asociación Sindical Capítulo 6

Posted on Updated on

Ante la información proporcionada por la sección sindical de UGT en la Asamblea de Trabajadores/as convocada en el día de ayer (10-05-18) sobre los procedimientos judiciales y situación laboral de los trabajadores pertenecientes a la Asociación Sindical “Capítulo 6”, queremos hacer llegar las siguientes puntualizaciones:

1.- En contra de lo que se afirmó por parte de los organizadores de la Asamblea, las sentencias del contencioso administrativo, que en la actualidad están pendiente de recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, en ningún caso anulan las sentencias de lo social que determinaron que el Equipo de Gobierno dirigido por el ex Rector D. Francisco Ruiz incurrió en el delito de ejecución de un ERE ilegal. Es la jurisdicción laboral y no el contencioso administrativo la única competente para establecer o quitar derechos a aquellos trabajadores que no son funcionarios de la Universidad de Huelva.

2.-En contra de lo que también se transmitió en Asamblea celebrada ayer, en ningún momento las sentencias del contencioso administrativo condenan y obligan a la Universidad de Huelva al despido del trabajador/a, sino que reflejan la mala praxis, entre otros, tanto del personal funcionario que tramitó y ejecutó dichos contratos, así como del área de Recursos Humanos que gestionó los contratos, del Comité de Empresa que sellaba los contratos y del Gabinete Jurídico que validó dichas contrataciones. Resulta más que llamativo que, sí siendo esto objeto de la sentencia de lo contencioso administrativo, no se pidiera a estos actores, que intervinieron de forma activa y con responsabilidad en la contratación de personal “Capítulo 6”, las responsabilidades oportunas por parte de los convocantes de la Asamblea.

3.-El que se afirme que por culpa de los trabajadores ex “Capítulo 6” no se estén produciendo convocatorias o llamamientos de bolsa de personal funcionario o laboral es, como mínimo, sorprendente. Tan solo hay que mirar un poco hacia el pasado. Cuando el ex Rector D. Francisco Ruiz y su Equipo de Gobierno despidieron a cerca de 150 trabajadores en el año 2013, no se produjo un llamamiento masivo de 150 personas integrantes de las bolsas de trabajo con el objeto de cubrir las funciones que hasta esa fecha estaba realizando el colectivo de trabajadores del “Capítulo 6”, ni tampoco se convocaron los procedimientos selectivos oportunos para cubrir dichos puestos de trabajo. Es más, lo que iniciaron el ex Rector D. Francisco Ruiz y su Equipo de Gobierno fue la contratación de empresas externas y autónomos para realizar todas esas funciones técnicas que con anterioridad realizaba el “Capítulo 6”: Se entiende que todo ello se realizada con el beneplácito del Comité de Empresa, que en ningún momento se ha pronunciado sobre esta circunstancia.

4.-El punto anteriormente expuesto desmonta otra de las falsedades que se expusieron ayer en la Asamblea por parte de los convocantes, pues no es cierto que la mayoría del colectivo de trabajadores ex “Capítulo 6”, afiliados a nuestro Sindicato, estén realizando actualmente funciones de personal funcionario.

5.-Igualmente, es lamentable que se haga recaer sobre el ex trabajador “Capítulo 6” la culpa de la frágil situación económica que sufre la Universidad de Huelva. Si hay responsables de esta situación son el ex Rector D. Francisco Ruiz y su Equipo de Gobierno, que a causa del ERE ilegal realizado en 2013 generó un coste para la UHU, reconocido por el propio ex Rector, “superior a los 6 millones de euros”.

Desde la Asociación Sindical “Capítulo 6” no se entiende cómo un sindicato de clase como UGT hace recaer toda la responsabilidad de los problemas laborales que afectan a la Institución en los ex trabajadores “Capítulo 6”, llegando incluso a pedir sus despidos, y no exigen, en cambio, la ejecución de las sentencias contencioso administrativo desde la depuración de responsabilidades en el proceso de contratación.

La Asociación Sindical “Capítulo 6” siempre ha entendido que este conflicto laboral nunca tuvo que producirse y que la mala gestión realizada por el ex Rector D. Francisco Ruiz y su Equipo de Gobierno debe solucionarse desde el diálogo y, en todo momento, respetando la legalidad vigente e incluyendo a todos los actores sociales de la Universidad de Huelva.

Huelga 8 de marzo

Posted on Updated on

La Asociación de Personal Universitario Contratado Capítulo 6 se suma a la huelga feminista convocada para el próximo jueves 8 de marzo de 2018, ya que creemos firmemente en la igualdad de género.

¿Por qué esta huelga es especial?

En la huelga del 8 de marzo de 2018 se reivindica la necesidad de promover cambios para conseguir la igualdad real de las mujeres y los hombres. Además de paros laborales incluye huelga de los cuidados y del consumo para reivindicar que «si nosotras paramos, se para el mundo», emulando lo ocurrido en Islandia en 1975, donde se paralizó el país y quedo visible el trabajo, no siempre reconocido, de la población femenina. Esto supuso que muchas personas abrieran los ojos en un país que, actualmente, es referente mundial en la lucha por la igualdad.

Con la huelga feminista se trata de hacer visible qué ocurriría si las mujeres dejaran de hacer todas las tareas (remuneradas o no) que hacen a diario. Por eso se ha pedido que sean ellas quienes secunden las huelga. Los hombres pueden colaborar encargándose de cubrir a sus compañeras en sus puestos de trabajo y responsabilizándose de las tareas de cuidados.

En España, los sindicatos mayoritarios han convocado paros de dos horas por turno (mañana y tarde; de 11.30 a 13.30 y de 16.00 a 18.00). Todas las trabajadoras y trabajadores están cubiertas y cubiertos por esta convocatoria, independientemente de si están o no afiliados/os. El sindicato de estudiantes se ha sumado a esta convocatoria.

Algunas cifras:

Las mujeres dedican el doble de horas que los hombres a las tareas domésticas y de cuidados (cuando ambos trabajan fuera de casa).

Las mujeres se quedan fuera del mercado laboral al dedicarse al trabajo doméstico y de cuidados.

El 75% de los contratos a tiempo parcial son firmados por mujeres.

En el año 2016, el 84% de las excedencias laborales para el cuidado por hijos fueron solicitadas por mujeres frente al 16% de hombres.

¿Es machista la universidad española?

Las mujeres suponen un 54,3% del alumnado y un 57,6% de los titulados.

En el profesorado las mujeres suponen un 40% frente a un 60% de hombres.

Existe un 20% de mujeres catedráticas versus un 80% de hombres.

De las 50 universidades públicas, sólo 4 están dirigidas por rectoras.

Desde AHIGE (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género) nos ofrecen una serie de medidas que pueden tomar los hombres el 8 de marzo, haciéndolas extensibles al resto del año:

Si eres padre, encárgate de tus hijas e hijos.

Si eres compañero de trabajo, facilita que tus compañeras vayan a la huelga.

Si eres empresario, no descuentes el día ni tomes represalias.

Si eres estudiante, apoya a tus compañeras acompañándolas en la huelga o facilitándoles los apuntes del día.

Si eres profesor, no pases lista. Recuerda: es una falta justificada.

Si vives con una mujer, asume las tareas domésticas y reparte equitativamente las mismas todo el año.

Si tienes una relación afectiva con una mujer, facilita que ella pueda participar en la huelga y en las manifestaciones.

Nota de prensa 01/03/2018

Posted on Updated on

30 AÑOS QUE SE CIERRAN CON UNA NUEVA SENTENCIA JUDICIAL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN DEL “CAPÍTULO 6” EN LA UHU

Los Tribunales de lo Social de Huelva vuelven a condenar a la Onubense a readmitir a una trabajadora de este colectivo despedida en 2016

Huelva, 1 de marzo de 2018. Se cumplen ahora 30 años de la masiva manifestación del 3 de marzo de 1988, fecha en la que más 30.000 onubenses se concentraron en las calles de la ciudad para reivindicar un futuro universitario. Un movimiento que generó, cinco años más tarde, la creación de la Universidad de Huelva, lo que supuso un punto de inflexión para Huelva y su provincia tanto a nivel social, cultural y económico.

El próximo mes de julio se cumplirán 25 años de la creación de la Universidad de Huelva y, aunque durante todo este tiempo la Institución ha estado en continuo crecimiento y se han logrado avances muy importantes, estos últimos años de historia se han visto empañados por el mayor conflicto laboral vivido en la UHU, y posiblemente en la Universidad española. Un conflicto que se inició bajo el mandato del ex rector Francisco Ruíz, al realizar un ERE ilegal con los trabajadores del “Capítulo 6”, y que a fecha de hoy aún persiste, pues la Onubense sigue recibiendo sentencias que ratifican la discriminación continua que ha sufrido este colectivo.

En esta ocasión, los Juzgados de los Social han dictaminado que el despido realizado en mayo de 2016 a una trabajadora del “Capítulo 6” vuelve a ser NULO, por lo que obliga a la Universidad de Huelva a su readmisión y vuelve a reiterar que “los trabajadores pertenecientes a este colectivo son personal estructural de la Institución como INDEFINIDOS NO FIJOS”.

Según la sentencia,resulta evidente que existen claros indicios de vulneración de la garantía de indemnidad y del derecho a la libertad sindicalno pudiendo sino decretar la nulidad del despido ya que, según el Juzgado de lo Social, por parte de la UHU no se ha “acreditado la existencia de las causas económicas y organizativas que se aducen por la Universidad de Huelva en la carta de despido de la demandante. La relevancia de esta sentencia es significativa ya que ha quedado probado que el verdadero motivo de su despido obedece a la pertenencia de la trabajadora al colectivo denominado por la Universidad de Huelva ‘Capítulo 6’, por la afiliación al Sindicato Asociación Onubense de Personal Contratado Capítulo 6 y por las numerosas reclamaciones efectuadas por la trabajadora”.

Con esta sentencia se cierra un ciclo en los Juzgados de lo Social donde la Justicia ha ratificado que la UHU, bajo el mandato del equipo de gobierno del ex rector Francisco Ruíz, realizó un ERE ilegal y que todos los despidos de los trabajadores pertenecientes a la Asociación Sindical “Capítulo 6”, a excepción de un caso que está recurrido, son NULOS, obligando a la Institución a su readmisión.

Ha quedado probado que todo ese proceso de despidos ilegales ha supuesto un coste para la UHU, reconocido por el propio ex rector, Francisco Ruiz, “superior a los 6 millones de euros”. Igualmente, ha quedado demostrado, según las distintas sentencias judiciales, que en el periodo de gobierno de Francisco Ruíz “se ha vulnerado la garantía de indemnidad y del derecho a la libertad sindical”. Hechos que “evidencian una clara discriminación hacia trabajadores de la Universidad, conllevando una vulneración evidente de sus derechos fundamentales y constitucionales”.

Por tanto, estos cuatro últimos años de la UHU bajo el gobierno del ex rector Francisco Ruiz y su equipo de gobierno han supuesto un “grave atentando a los derechos y relaciones laborales dentro de la Universidad de Huelva, un coste económico vergonzoso para una Administración Pública como la UHU y un deterioro de la imagen de la Institución, enquistando un problema y no buscando el bien general conforme a la legalidad y no favoreciendo un buen clima de trabajo y compañerismo”.

A juicio de esta asociación, “la historia de la UHU no puede quedar marcada por la discriminación, ilegalidad y el derroche. Es tiempo para sembrar la cultura del diálogo como vía de resolución de conflictos y la suma de esfuerzos para que la Universidad de Huelva esté a la vanguardia en todos sus ámbitos: docencia, investigación y transferencia del conocimiento”. Por ello, desde el colectivo reivindicamos “el espíritu del 3 de Marzo como referente de unión y diálogo”.

Nuevo despido en la Universidad de Huelva

Posted on

Tras conocerse la sentencia en firme del Juzgado de lo Social de Huelva, la institución vuelve a despedir a otra empleada del antiguo Capítulo VI

Huelva, 12 de julio de 2016. El Equipo de Gobierno de la Universidad de Huelva ha reanudado su política de despidos, prescindiendo nuevamente de trabajadores del colectivo Capítulo VI. El último caso se produjo el pasado 28 de junio, cuando la Dirección de Recursos Humanos comunicó a una empleada la rescisión de su vinculación laboral con la Onubensede manera irrevocable, alegando principalmente causas organizativas y económicas. Todo ello tiene lugar apenas un mes después de haberse hecho efectiva la reincorporación a su puesto de trabajo y a pocos días de haberse conocido la sentencia en firme del Juzgado de lo Social de Huelva sobre la nulidad de su despido en 2013.

Este despido se suma al de otros dos trabajadores a finales del mes de abril, alegando también causas económicas. Estos se ejecutaron a pesar de que, al igual que en el caso anterior, los trabajadores llevaban escasamente un mes reintegrados en sus puestos y con sentencias judiciales firmes y favorables a su causa emitidas por los Juzgados de lo Social de Huelva, ya que en estos tres casos la Universidad decidió retirar el pasado mes de marzo los recursos al TSJA presentados hace un año porque, como ella misma reconoció, “los recursos planteados no tenían ningún sentido”, ya que iban a decaer.

La situación por la que atraviesa el colectivo es consecuencia, como en reiteradas ocasiones ha manifestado la Asociación Onubense de Personal Universitario Contratado “Capítulo VI”, de la actitud del actual Equipo de Gobierno que “continúa tomando medidas discriminatorias y en contra de estos trabajadores”, dando paso a una nueva etapa en este conflicto laboral que se inició a comienzos del mandato rectoral en 2013. Asimismo, con estos despidos demuestran “su clara predisposición a no acatar desde un principio las sentencia judiciales una vez que son firmes”.

Una prueba más de la intención del Equipo de Gobierno de no cejar en su empeño de conseguir su objetivo de discriminar a este personal, ha sido el hecho de no incluirlo en el personal beneficiario del nuevo Plan de Acción Social. Mientras que en el Plan elaborado en el año 2009 y vigente en la actualidad si estaban contemplados estos empleados, el borrador del nuevo reglamento –aún pendiente de aprobación– se ha modificado para excluir expresamente a los Trabajadores INDEFINIDOS NO FIJOS y a todos los actuales trabajadores del Capítulo VI.

De este modo, los miembros de la Asociación consideran que “es evidente que se ha procedido a modificar la redacción en perjuicio del colectivo, siendo totalmente injustificada y discriminatoria la redacción actual”, por lo que se ha solicitado que se incluya al personal INDEFINIDO NO FIJO en las mismas condiciones que el resto de trabajadores de la Universidad de Huelva en el Plan de Acción Social, así como a los actuales trabajadores del Capítulo VI.

Cabe recordar que los despidos del colectivo “Capítulo VI” fueron declarados nulos por los distintos juzgados de lo Social de Huelva, en cuyas sentencias, además, establecen que su relación laboral con la Universidad es INDEFINIDA NO FIJA.

La Universidad de Huelva ha venido reconociendo dicha categoría a los trabajadores, al igual que las distintas sentencias del TSJA que han terminado ratificando dicha naturaleza a la relación laboral.

La Asociación Onubense de Personal Universitario Contratado “Capítulo VI” es un colectivo que está principalmente, aunque no exclusivamente, integrado por trabajadores de esta Universidad que fueron despedidos entre septiembre de 2013 y enero de 2014.

El TSJA ratifica la nulidad de otros 2 despidos realizados por la Universidad de Huelva

Posted on

Los trabajadores del Capítulo 6  siguen sumando resoluciones favorables a su causa

Huelva, 12 de junio de 2016. El Tribunal Superior de la Junta de Andalucía (TSJA) ha emitido sentencia favorable a los intereses de 2 trabajadores que fueron despedidos por la institución académica en noviembre de 2013 alegando que su obra había concluido. Con estas nuevas ratificaciones, que no son firmes y cabe recurso contra ellas, son ya 3 las sentencias favorables a las/os trabajadoras/es emitidas por el Alto Tribunal, quedando aún pendientes por emitir las del resto de las/os trabajadoras/es afectadas/os, que el colectivo espera continúen en la misma línea.

Todas estas sentencias consideran que la extinción de los contratos formaban parte de un Expediente de Regulación de Empleo  (ERE) encubierto y condenan por ello a la Universidad de Huelva a la readmisión de las/os empleadas/os y al pago de los salarios de tramitación, es decir, aquellos dejados de percibir mientras éstos estuvieron despedidos. En este caso, además de los argumentos esgrimidos en estas resoluciones, el Tribunal autonómico obliga a la Institución a hacer frente a las costas de este procedimiento judicial. Un nuevo coste económico que debe asumir la Institución y que, por la mala gestión del actual equipo de gobierno de la Onubense, no podrá ser invertido en la mejora de los servicios universitarios ni en docencia ni investigación.

Cabe recordar, que la totalidad de los miembros del colectivo de la “Asociación Sindical Capítulo 6” fueron incorporados de manera efectiva a sus puestos de trabajo a principios del presente año, después de que durante todo 2015 el personal readmitido permaneciera en casa percibiendo sus correspondientes salarios por voluntad expresa de la propia Universidad.  Pero, a pesar de haberse producido las incorporaciones, el actual equipo de gobierno de la Onubense continúa sin mostrar su voluntad de querer resolver el conflicto laboral tomando medidas en contra de las/os trabajadoras/es que pertenecen a este colectivo.

Prueba de ello es que a finales del mes de abril, un trabajador y una trabajadora fueron nuevamente despedidos apenas un mes después de que fueran reincorporados. Entre los motivos alegados por la Onubense para tomar esta decisión destacan principalmente causas económicas, si bien en los últimos meses desde la propia Institución se había transmitido a la Comunidad Universitaria, tanto vía correo electrónico como a través de su canal de comunicación institucional, la significativa mejora de la situación financiera que ha experimentado la entidad y su estado actual de saneamiento. Así puede leerse en el comunicado en el propio Canal de la UHU, coincidiendo con el primer pleno del Consejo Social de la Onubense bajo la nueva presidencia del mismo, que se habían “aprobado los presupuestos de la Universidad de Huelva para 2016, con una cifra de 73,2 millones de euros, que representa un 7,66% de incremento sobre los de 2015”.

Lo sucedido con los dos compañeros anteriormente mencionados hace pensar que el Equipo de Gobierno de la Universidad de Huelva va a continuar en la misma línea de cara a los próximos meses volviendo a la situación de finales de 2013 cuando fueron despedidos las/os trabajadoas/res actualmente reincorporadas/os por sentencia judicial.

Esta Asociación quiere manifestar, nuevamente, su solidaridad con el compañero y compañera afectado/a, reclamando una rectificación urgente por parte de la Universidad, así como mostrar su firme convicción para tomar cuantas medidas sean necesarias para luchar por la defensa de los derechos laborales y los de la propia Institución, impidiendo que se humille la dignidad de cualquier trabajador/a, para que se imponga la justicia y se ponga fin a una serie de políticas que suponen un sinsentido, un incremento del coste económico soportado por todas/os y, sobre todo, un deterioro de la imagen exterior que la Universidad proyecta a la sociedad cuando se producen este tipo de desafortunados hechos. Por ello, volvemos a instar al equipo de gobierno de la Onubense a un cambio en su política de gestión del personal y a llegar a un acuerdo que ponga fin al conflicto laboral en beneficio de la Institución.

La UHU “celebrará” el Día del Trabajo con 2 nuevos despidos

Posted on

La Universidad de Huelva ha comunicado a los trabajadores afectados la decisión unilateral de extinguir su vinculación laboral apenas un mes después de que fueran reincorporados.

Huelva, 30 de abril de 2016. La Asociación Sindical de Personal Universitario contratado “Capítulo 6” quiere denunciar públicamente el acoso, derribo y discriminación a la que se ven sometidos los miembros pertenecientes al colectivo, ya que el actual Equipo de Gobierno continúa tomando medidas en contra de los trabajadores, dando paso a una nueva etapa en este conflicto laboral que dura desde poco después de que empezase su mandato, allá por el verano de 2013. Así ha sucedido en el día de ayer, cuando Recursos Humanos notificó 2 nuevos despidos de personal perteneciente a la Asociación. Además se da la circunstancia de que estos dos 2 trabajadores despedidos fueron reincorporados a sus puestos de trabajo hace escasamente un mes.

Entre los motivos que la Onubense alega para tomar esta drástica decisión destacan principalmente causas económicas, si bien en los últimos meses desde la propia Gerencia se ha transmitido a la Comunidad Universitaria una destacable mejora de la situación financiera de la entidad, tal y como se recoge en un correo enviado el pasado 24/02/2016: “Me complace comunicar que con fecha de hoy, se ha ordenado el pago de la nómina de este mes de febrero, que además lleva anexa la parte proporcional (25%) de la paga extra detraída en 2012 por la Administración Central. La disponibilidad de fondos en la Tesorería de la Universidad, ha permitido realizar dichos pagos con unos días de margen antes de la finalización del mes, retomando así, lo que durante muchos años fue costumbre en nuestra Institución y que la grave situación económica hizo desaparecer por un tiempo. Este hecho, no es más que el resultado del extraordinario esfuerzo realizado por toda la Comunidad Universitaria en estos dos últimos años, que han llevado a la Universidad de Huelva a una situación financiera mucho más estable que la que existía en tiempos recientes“. Además de publicar en el propio Canal de la UHU, coincidiendo con el primer pleno del Consejo Social de la Onubense bajo la nueva presidencia del mismo, que se habían “aprobado los presupuestos de la Universidad de Huelva para 2016, con una cifra de 73,2 millones de euros, que representa un 7,66% de incremento sobre los de 2015”.

Así mismo, en la carta de despido se menciona que “estos trabajadores han supuesto un gran coste, ya que han estado mucho tiempo en casa percibiendo salarios sin trabajar”. Cabe recordar que esta situación fue voluntad de la propia Universidad y así lo comunicó a través de burofax enviado a cada trabajador/a, siendo los propios trabajadores los que reclamaron y exigieron varias veces su vuelta al puesto de trabajo.

Para finalizar las justificaciones, en la misma carta se informa del “desistimiento de los http://capitulo6uhu.wordpress.com/ recursos al TSJA de estas personas porque, como ella misma reconoce, los recursos planteados no tenían ningún sentido”, demostrando así su clara predisposición a no acatar desde un principio la sentencia judicial emitida por los Juzgados de lo Social de Huelva, toda vez que es firme.

Esta Asociación quiere manifestar su solidaridad con los compañeros afectados, reclamando una rectificación urgente por parte de la Universidad, así como mostrar su firme convicción para tomar cuantas medidas sean necesarias para luchar por la defensa de los derechos laborales y los de la propia Institución, impidiendo que se humille la dignidad de cualquier trabajador/a, para que se imponga la justicia y se ponga fin a una serie de políticas que suponen un sinsentido, un incremento del coste económico soportado por todos y, sobre todo, un deterioro de la imagen exterior que la Universidad proyecta a la sociedad cuando se producen este tipo de desafortunados hechos.

Aclaraciones respecto a la información publicada por Huelva Información el 4 de marzo de 2016

Posted on

 

Huelva 4 de abril de 2016. La Asociación Onubense de Personal Laboral Universitario Capítulo 6 ante la noticia publicada en el día de hoy en el diario Huelva Información quiere manifestar lo siguiente:

 

  1. Son las/os trabajadoras/es de la Asociación de Personal Laboral Universitario Capítulo 6 quienes inician la vía judicial ante el Juzgado Contencioso Administrativos y no, como indica la noticia publicada, la Universidad de Huelva. Cabe recordar que justo una semana antes de los juicios que tuvieron lugar en noviembre de 2014, y con la intención de que no se celebraran los mismos, la Universidad comienza a abrir expedientes de revisión de oficio de las contrataciones y prórrogas del colectivo Capítulo 6, indicando ya en aquel momento que las contrataciones eran nulas, pero sólo y exclusivamente de aquel personal que acudió a la Justicia, es decir, sólo de los 55 trabajadores que plantearon demanda de despido, cuestión ésta que no tiene relación con los hechos que se juzgaron, el despido de trabajadores mediante procedimientos no ajustados a derecho. La Universidad ya alegó dicha circunstancia en los juicios de despido, que los contratos eran nulos, y los juzgados descartaron dicha nulidad de forma taxativa en todas y cada una de las sentencias recaídas, por lo que la nulidad que se pretende ya ha sido juzgada.

Como quiera que la Universidad no obtuvo la respuesta que ella quería de la Justicia Social, decide seguir con otra vía más cómoda para ella, ya que si los demás no te dan la razón, que mejor estrategia que acordar las cosas tu mismo. Así pues continúa con el procedimiento administrativo para declarar nulo los contratos de los trabajadores, pero sólo de los que han demandado, y a pesar de que las sentencias no le daban la razón, y dicho procedimiento administrativo exige como requisito de forma, que no de fondo, acudir al Consejo Consultivo, órgano de naturaleza administrativa, perteneciente a la Junta de Andalucía, de quien dependen los presupuestos de la Universidad,  para que emita un dictamen sin que se escuche o pueda participar en el mismo el propio trabajador, y por lo tanto, el Consejo Consultivo ni declara ni puede declarar nulo absolutamente nada, porque sencillamente no es competente ni es su función, quién resuelve la nulidad de las contrataciones es la propia Universidad, juez y parte en dicha declaración, a pesar de que los tribunales ya habían indicado que los contratos no eran nulos.

Así pues, ante las resoluciones que emite la propia Universidad, los trabajadores han interpuesto la correspondiente demanda ante los Tribunales de lo Contencioso Administrativo, quienes si son competentes para decidir acerca de la nulidad planteada, a pesar de que esto ya se ha juzgado con anterioridad, tribunales que, además, han concedido la medida cautelar de suspensión de las resoluciones de la Universidad, y por lo tanto, aún queda un larguísimo recorrido judicial para dilucidar definitivamente esta cuestión.

 

  1. Los Juzgados de lo Contencioso Administrativo no han determinado aún fecha alguna para los juicios por lo que la afirmación de que los juicios comenzarán en noviembre de 2017, tal como publica Huelva Información citando fuentes del Rectorado de la Onubense, es errónea. La ausencia de fecha para las vistas se debe a que los Juzgados de lo Contencioso Administrativo han cambiado el procedimiento de “abreviado” a “ordinario”  por lo que las fechas para los juicios aún no están determinadas.
  2. Si bien es cierto que, tal como indica Huelva Información, aún existen dos frentes abiertos tenemos que aclarar que, en la mayoría de los casos, la Universidad de Huelva sólo recurre ante el TSJA el salario que han de percibir los trabajadores y no el despido “nulo”, dictaminado por las Salas de lo Social de los Tribunales de Huelva, que obliga a la reincorporación de los trabajadores por parte de la UHU.
  3. Por último, comentar que desde este Sindicato ponemos a disposición de quien lo requiera toda la información que pudiera ser pudiera ser de utilidad y estamos dispuestos a atender o aclarar cualquier duda que pueda surgir al respecto.

Comienzan las reincorporaciones en la UHU sin que se resuelva el conflicto laboral

Posted on

Casi dos años después de que el actual equipo de Gobierno realizase un Expediente de Regulación de Empleo encubierto según reconocieron unánimemente las salas de lo Social de los tribunales de Huelva, y tras más de un año impidiendo al personal despedido reincorporarse a su puesto de trabajo, la UHU ha iniciado las reincorporaciones efectivas.

Hoy se cumplen dos años desde que la Universidad de Huelva sufriera su primera huelga de trabajadores. Por aquel entonces, tanto las trabajadoras del servicio de limpieza como gran parte del colectivo de contratados con cargo al Capítulo 6 se echaron a la calle para llevar a cabo diferentes movilizaciones y concentraciones en defensa de sus puestos de trabajo. De poco sirvió, ya que el equipo de Gobierno ya había decidido despedir a este grupo de trabajadores, por lo que no quedó más alternativa que acudir a la vía judicial ante su reiterada negativa para buscarle una solución al conflicto. Dos años después, la UHU comienza a reincorporar al personal, pero el conflicto de fondo continúa sin resolverse. Entre tanto, han sucedido muchas cosas.

Desde julio de 2014 hasta marzo del presente año se fueron celebrando los distintos juicios, ya que no fue posible una conciliación previa; todos con el mismo resultado: La UHU no se había ajustado a la normativa vigente, ejecutando un Expediente de Regulación de Empleo ilegal, declarándose nulos todos los despidos. Dicha nulidad se fundamenta en cómo se intentó extinguir la relación laboral de los trabajadores, y no en el origen o naturaleza de las contrataciones.

Tras las sentencias desfavorables a la Onubense, ésta recurre a una instancia superior, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), pero en su recurso de suplicación no plantea en la mayoría de los procedimientos otra cuestión que no sea discutir el salario que debe percibir el personal despedido readmitido, pero no reincorporado. Se reconoce así, por parte de la Universidad, y de forma implícita, la existencia de un ERE encubierto en 2013.

Justo una semana antes de los juicios que tuvieron lugar en Noviembre de 2014, y con la intención de que no se celebraran los mismos, la Universidad comienza a abrir expedientes de revisión de oficio de las contrataciones y prórrogas del colectivo Capítulo 6, indicando ya en aquel momento que las contrataciones eran nulas, pero sólo y exclusivamente de aquel personal que acudió a la Justicia, es decir, sólo de los 55 trabajadores que plantearon demanda de despido, cuestión ésta que no tiene relación con los hechos que se juzgaron, el despido de trabajadores mediante procedimientos no ajustados a derecho. La Universidad ya alegó dicha circunstancia en los juicios de despido, que los contratos eran nulos, y los juzgados descartaron dicha nulidad de forma taxativa en todas y cada una de las sentencias recaídas, por lo que la nulidad que se pretende ya ha sido juzgada.

Como quiera que la Universidad no obtuvo la respuesta que ella quería de la Justicia Social, decide seguir con otra vía más cómoda para ella, ya que si los demás no te dan la razón, que mejor estrategia que acordar las cosas tu mismo. Así pues continúa con el procedimiento administrativo para declarar nulo los contratos de los trabajadores, pero sólo de los que han demandado, y a pesar de que las sentencias no le daban la razón, y dicho procedimiento administrativo exige como requisito de forma, que no de fondo, acudir al Consejo Consultivo, órgano de naturaleza administrativa, perteneciente a la Junta de Andalucía, de quien dependen los presupuestos de la Universidad, para que emita un dictamen sin que se escuche o pueda participar en el mismo el propio trabajador, y por lo tanto, el Consejo Consultivo ni declara ni puede declarar nulo absolutamente nada, porque sencillamente no es competente ni es su función, quién resuelve la nulidad de las contrataciones es la propia universidad, juez y parte en dicha declaración, a pesar de que los tribunales ya habían indicado que los contratos no eran nulos.

Así pues, ante las resoluciones que emite la propia universidad, los trabajadores han interpuesto la correspondiente demanda ante los Tribunales de lo Contencioso Administrativo, quienes si son competentes para decidir acerca de la nulidad planteada, a pesar de que esto ya se ha juzgado con anterioridad, tribunales que, además, han concedido la medida cautelar de suspensión de las resoluciones de la Universidad, y por lo tanto, aún queda un larguísimo recorrido judicial para dilucidar definitivamente esta cuestión.

Hay que subrayar y no hacer olvidar en este punto que estos contratos pasaban y eran validados por todos los estamentos de la Universidad de Huelva como Servicios, Vicerrectorados, Control Interno, Asesoría Jurídica, Gerencia, Recursos Humanos, etc. Del mismo modo, los contratos eran recogidos por los integrantes del Comité de Empresa, entre los que se encuentran miembros del sindicato UGT, que ha denunciado ante la Fiscalía la contrataciones realizadas en la UHU conforme al Capítulo 6 en el periodo comprendido entre 2006 y 2013, periodo coincidente con el periodo que estuvo el anterior Rector, cuando este mismo tipo de contrato «obra y servicio» se realizaban desde hace más de 15 años.

A lo largo de este año 2015, el personal readmitido sigue en casa percibiendo sus salarios, y por parte de la Universidad sigue sin haber ninguna voluntad de negociación. Cabe destacar que este sindicato siempre ha mostrado su interés por llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, desde el año 2013, antes de los despidos hasta la actualidad. Es más, en septiembre de 2015 el colectivo lanzó una propuesta al Equipo de Gobierno que implica un importante ahorro a la Universidad de Huelva, renunciando a parte de derechos adquiridos judicialmente pues “nuestro objetivo no es beneficiarnos económicamente de la Universidad sino poder volver a nuestros puesto de trabajo”, disminuyendo el impacto económico en tesorería de una situación provocada por el propio equipo de Gobierno, pero dos meses después, dicha propuesta recibió la negativa verbal por parte de la Dirección de Recursos Humanos.

En estas circunstancias, con recursos pendientes al TSJA y las demandas contenciosoadministrativas, la UHU ha decidido en los últimos días reincorporar de manera efectiva y diferencial al personal. Por un lado intentará negociar extinciones con determinadas personas o bajadas de la categoría que tienen reconocida por sentencia sin garantizar una mínima estabilidad laboral, mientras que por otro se incorporará personal en las mismas condiciones de sentencia.

Asociación sindical ‘Capítulo 6’